Reunión de países para abordar el envenenamiento de aves en el África austral

Bonn/Ciudad del Cabo, 25 de agosto de 2015- Representantes de países y expertos en fauna silvestre se reunieron en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) el 24 de agosto, para abordar el envenenamiento de las aves migratorias, un problema que también amenaza a los depredadores importantes. Han convocado la reunión internacional la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS), el Acuerdo sobre la conservación de las aves acuáticas migratorias de África y Eurasia (AEWA) y el Memorando de Entendimiento de la CMS sobre las aves de presa (MdE de la CMS sobre rapaces), tres instrumentos administrados por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Funcionarios gubernamentales de diez países de África austral y expertos en la materia se reunieron para examinar la mejor manera de implementar las Directrices mundiales sobre el envenenamiento de las aves migratorias. Las Directrices fueron adoptadas por más de 100 países en la Conferencia de las Partes en la CMS celebrada en noviembre de 2014.  Proporcionan orientaciones a los países sobre cómo impedir o controlar el envenenamiento debido a los plaguicidas agrícolas, los cebos envenenados, el tratamiento farmacéutico veterinario y el uso de plomo para la caza y la pesca. Los plaguicidas y los cebos envenenados se hallan particularmente extendidos en la región del África austral.

Cada año mueren gran número de aves a causa del envenenamiento. En los últimos años, en África, las aves rapaces migratorias - sobre todo los buitres - están experimentando drásticas disminuciones de la población. En el acuerdo especializado sobre aves migratorias de presa concluido en el marco de la CMS - el MdE de la CMS sobre rapaces - se pone de relieve el riesgo de estos carroñeros. 

En los últimos diez años, el envenenamiento ha causado una disminución superior al 60% de los buitres africanos, como consecuencia tanto de la eliminación directa como de la matanza no intencional. Los buitres se alimentan de cadáveres que se han cebado de plaguicidas agrícolas altamente tóxicos utilizados para matar a los depredadores de ganado, tales como leones, hienas y chacales o para controlar la presencia de perros asilvestrados.

El carbofuran, un plaguicida estrictamente regulado en los Estados Unidos, el Canadá y la Unión Europea, se sigue utilizando en algunos campos de arroz de África oriental como medio de control de plagas contra las aves y las langostas. No obstante los elevados niveles de contaminación, las aves son carne de caza codiciada por los consumidores como fuente de proteínas.

Los buitres se matan para su uso en la medicina tradicional, porque se consideran útiles para prever el futuro. Consumiendo carne de buitre, los consumidores esperan adquirir esta capacidad. La presencia de buitres que vuelan en torno a rinocerontes o elefantes muertos por cazadores furtivos contribuyen a revelar estos crímenes de fauna silvestre a los guardias forestales. En consecuencia, los cazadores furtivos envenenan los cadáveres para matar a estas aves y evitar ser detectados.

En las directrices de la CMS se recomienda la prohibición del uso de cebos envenenados para el control de depredadores, mediante la creación de una legislación apropiada o una aplicación más estricta de las leyes ya existentes, y la restricción del acceso a sustancias altamente tóxicas.  A nivel nacional, la caza de animales silvestres utilizando venenos es ilegal en más del 80% de los países africanos.

Los países que son miembros de la CMS, del MdE sobre rapaces y del AEWA han preparado un plan de implementación para fortalecer la aplicación de la ley y aplicar las directrices sobre el envenenamiento en el África austral. La idea es replicar más tarde el modelo en otras partes del mundo, con objeto de ayudar a los países en sus esfuerzos por impedir el envenenamiento de las aves migratorias.

Puede obtenerse más información consultando las "Directrices mundiales sobre el envenenamiento de las aves migratorias".

Last updated on 14 Octubre 2015

Type: 
Press release
Country: 
South Africa
Region: 
Africa
Threats: 
Poisoning
Species: 
Neophron percnopterus
Species group: 
Birds