La CMS se adhiere a UN-Océanos

Nueva York/Bonn, 6 de septiembre de 2018. La CMS se ha unido a UN-Océanos mientras comienzan las principales reuniones en torno a alta mar en la Sede de las Naciones Unidas de Nueva York esta misma semana.

Esta nueva colaboración se oficializó justo antes del comienzo de la primera sesión de la Conferencia Intergubernamental, mediante un instrumento internacional jurídicamente vinculante de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar relativo a la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad marina en las zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional (BBNJ, por sus siglas en inglés).

Las negociaciones sobre la BBNJ se celebrarán en Nueva York del 4 al 17 de septiembre de 2018 con el objetivo de crear un instrumento internacional jurídicamente vinculante para promover la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad marina en las zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional.

El propósito de UN-Océanos es reforzar aún más la coordinación y la cooperación entre los organismos de las Naciones Unidas que se ocupan de actividades relacionadas con el océano y las zonas costeras. Como miembro, la CMS podrá intercambiar actividades planificadas y experiencias (incluidas las prácticas recomendadas y lecciones aprendidas), así como identificar posibles ámbitos para la colaboración y la sinergia en asuntos internos del sistema de las Naciones Unidas relacionados con el océano.

«Ahora es el momento adecuado para que CMS se una a UN-Océanos, pues se están tomando decisiones fundamentales con respecto a la conservación de la vida marina en alta mar en la reunión sobre la BBNJ, actualmente en curso en Nueva York. Tanto la adhesión de la CMS a UN-Océanos como nuestra activa participación en el proceso en torno a la BBNJ tienen el objetivo de garantizar que las necesidades de las especies migratorias se tengan en cuenta en las decisiones globales importantes relacionadas con la protección de nuestros océanos», afirma Bradnee Chambers, secretario ejecutivo de la CMS. 

Muchas de las especies marinas cubiertas por la CMS dependen de hábitats que se encuentran en alta mar. Las amplias áreas de distribución de los animales no solo implican que estos cuenten con múltiples hábitats en virtud de una variedad de planes de gestión, sino también que estén expuestos a numerosas amenazas.

Una vez negociado, el instrumento resultante quedará contemplado en la Convención de las Naciones Unidas de 1982 sobre el Derecho del Mar. Los cuatro principales ámbitos de análisis son: los recursos genéticos marinos; medidas como los mecanismos de gestión basados en zonas geográficas, incluidas las áreas marinas protegidas (AMP); las evaluaciones del impacto ambiental (EIA); y la capacitación y transferencia de tecnología marina.

 

Last updated on 13 December 2018